jueves, 26 de mayo de 2011

Lombok


Desembarcas todavia con la vision de esa ola de derecha que finalmente ha entrado en Gili, pero hoy no tocaba. Llegas al puerto y comienzas a andar. Comienzan a rodearte y a venderte billetes a la luna pero tu sigues andando, hay que salir del embarcadero. Sigue apareciendo gente al mas puro estilo Jodhpur Finalmente tomas un carro al que se sube un chico de no mas de 14 anyos. Directo a la parada de taxis azules. Los taxis azules son los que funcionan con taximetro. Sin saber exactamente a la distancia que me encontraba de Kuta Lombok era la mejor opcion. Nos habiamos despertado los tres esa manyana resfriados y eso no ayudaba a las negociaciones. Entras en el taxi pero el chico que se subio en el carro no deja al taxista arrancar. Los demas te dicen que debes pagar antes, que el taxista no habla ingles. Senyalas el taximetro, lo que marque al llegar pagaras. Momento de tension. Finalmente decides salir a andar unos metros, seguro que un taxi azul saldra tras tuyo a recogerte. Efectivamente. Veinte metros mas adelante el mismo taxista te recoge rapidamente y, de repente... habla ingles!
Si, es Indonesia. Iniciamos la ruta por toda la costa oeste de Lombok. Cruzando campos de arroz, poblados hasta llegar a Mataram. Siento algo de fiebre y me quedo dormido en el taxi hasta que en un momento dado el taxista se adentra en los cocoteros. Donde vamos? Sale del taxi y se echa una botella de agua en la cabeza... Sorry, I'm sleeping!  -Me too, pero no conduzco!
Tras dos horas y media llegamos a Kuta Lombok. Una vez mas la misma sensacion, esto he venido a ver? Conozco a unos franceses que estan adelantando la salida, han tenido la misma primera impresion. El taxista me deja en el Novotel... no sorry, pero todavia no hemos llegado a ese nivel de la Nintendo. Finalmente encuentro unos pequenyos bungalows de bambu regentado por un ingles que me lo deja a buen precio. El unico problema es que el cajero mas proximo esta a una hora de camino en la moto que no tienes. En ese momento te acuerdas de aquellos euros que cogiste por si acaso. Este es el 'por si acaso'. 
El entorno empieza a cautivarte cada vez mas. Ya has visto el mar y las montanyas al estilo Guilin. Decido cenar frente al mar pescado local. Unos ninyos se acercan a vender y terminan por ensenyarme los juegos locales.
Mis vecinos son dos parejas de franceses que tambien surfean. Hablamos de salir al dia siguiente hacia Grupuk una ola a la que tienes que llegar en barca y cuantos mas seamos menos pagamos. A las 6 salimos Coco, Sylvain y yo en dos scooters. Los paisajes en cuanto sales de Kuta son increibles. Cocoteros, plataneros, arrozales,... todo ello trabajado por gente como hace cientos de anyos. Asi llegamos a la aldea donde negociamos y tomamos la barca. Llegamos sobre las 7 de la manyana y ya habian 6 o 7 barcas. La ola era muy buena. Y el entorno era un suenyo. Montanyas sacadas de Dragon Ball dispersas en el Oceano, dejadas caer. Las series no cesan pero hay demasiada gente. Tanta gente que alguien pasa sobre mi tabla y deja bien marcadas las quillas. Entra dentro del juego, vuelves a la barca, cinta americana y saltas de nuevo. Volviamos a las 11h. Tal vez no tomamos las olas de nuestras vidas pero no olvidaremos ese dia. 
Llegamos hambrientos a Lombok asi que continuamos la andadura hacia un Warong -los restaurantes locales mas baratos para comer- y de ahi a una nueva playa. De camino acabe de negociar la scooter para poder moverme. En Lombok no hay transporte publico y la mejor opcion para llegar a las playas es la scooter. La tarde no fue para el surf. El resfriado tomaba fuerza y necesitaba descansar. Estuvimos hablando en una playa de postal hasta que cayo la noche.
Habiamos quedado a las 5 de la manyana para llegar sin gente. Era de noche. Te intentas levantar y no puedes. Sientes la fiebre. Hace mas de medio anyo que me sentia enfermo. Logro levantarme. Salgo del Bungalow y encuentro a Coco y Sylvain. Coco no ha dormido en toda la noche por culpa del estomago y Sylvain tiene una buena herida en el pie. La excursion queda aplazada. 
Me relevanto a las 11 algo mejor. Tras un buen cafe y algo de comer arrancamos hacia Mawi Coco, Laure y yo, los demas marchan hacia al norte. He decidido conocer las olas de Indonesia, estoy aqui para ello con o sin resfriado. El camino hacia la playa es largo, alrededor de una hora. Sigues sudando pero eso no te hace dejar de disfrutar de un paisaje que nunca habia visto. Los arrozales y las montanyas que siempre ubique en Vietnam o Tailandia tambien estan aqui. Cruzamos muchas aldeas donde la gente, los ninyos, las vacas, las cabras, las gallinas,... andan, trabajan y conviven. Reducimos la marcha para ir chocando las manos de los ninyos que salen de las escuelas,
Llegamos a Mawi y vemos el potencial de estas olas, de nuevo, en un entorno espectacular. Una de las playas mas bonitas que haya visto. La ola rompe a derecha e izquierda con fuerza, pero la derecha es la que entuba en medio metro de fondo. Las olas vistas desde dentro son perfectas y rompen con mucha fuerza, hay poco fondo. Hay bastantes Australianos que estan aqui como en su casa. Haces lo que puedes pero sientes la falta de energia. Hay que estar rapido y hoy no puedes, tal vez manyana.
Ya en Kuta me despido de Coco y Laure que se reunen con los demas. Salgo a comer una pizza. Que el estomago reconozca lo que come siempre ayuda a la recuperacion. Me acoste a las 8 para hoy despertarme mucho mejor y volver a Mawi, esta vez, con Chris un neozelandes que venia de conocer y una pareja de Morocco&Canada. Mas pequenyo pero mejor formado, la ola rompe perfecta. Hay muy poco fondo. Esperas 30 minutos. Hoy te sientes mejor y tienes esa ultima remada que hace falta. No es una ola facil. Es muy rapida. Y cuando entras en la derecha... seguramente... acabaras envuelto en el labio. Sintiendo la velocidad de la bajada te pegas a la pared y el labio te recoge, todo tu entorno se vuelve turquesa y ves la salida delante tuyo... y el final! Si, la ola habia roto en dos secciones. Pero esa parte de segundo, esa vision, lleva acompanyandome toda la tarde.  
La vuelta la he conducido con mucha calma. Disfrutando del paisaje y respirandolo hasta la proxima. Manyana por la manyana zarpo hacia Bali en una odisea de todo un dia, aqui moverse no es tan facil. Sin embargo, tengo la sensacion de que volvere a disfrutar de Lombok de sus gentes,  de sus olas y de sus paisajes. Espero que para cuando vuelva no haya cambiado demasiado. Acaban de abrir un nuevo aeropuerto internacional en los alrededores y los carteles de Sale Land abundan por todas partes, y ya sabemos lo que eso significa. 
Lo dejo con el sabor de haberlo vivido en su autenticidad.
Un fuerte abrazo a tod@s. 

4 comentarios:

  1. La ola tenia que llegar y lo ha hecho. Más que un final de viaje huelo un "hasta el año que viene..." sigue disfrutando los dias, las olas y deja el moquillo antes de llegar... Un beso y cuidate.

    ResponderEliminar
  2. Com sempre, després de llegir les teues aventures, he buscat en el google Earth, Kuta Lombok, Gili, Mawi, per a situarme i a la vegada veig fotos que hi ha dels llocs. He vist les platges i les ones. Coneguente ja se que després de vore eixes platges i les ones es una solemne tonteria dir-te que quan uno està costipat no s'ha de ficar en l'aigua a banyar-se. Però bé també es bo per a quebaixe la febra.
    Cuidat molt, molt, molt, i aprofitat que açò son los "últimos coletazos".A per la motoooooooooooo! BESOS,BESOS,BESOSSSSSSSSSSSSSSS.

    ResponderEliminar
  3. Venga, animo y a seguir disfrutando, que la fuerza te acompaña y ni la fiebre puede contigo habiendo olas y en esos sitios paradisiacos. Disfruta y cuenta que lo vivimos contigo. Un beso.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.