sábado, 26 de marzo de 2011

SYDNEY

El viaje ha entrado en la isla mas grande del mundo. Cosmopolita, rapida, sonora, muy sonora despues de Nueva Zelanda... Welcome to Sydney. Apenas hace un par de dias que aterrice y la sensacion es que ya hace una semana. Ayer recorri practicamente todo el centro. Es una ciudad con mucho movimiento que te envuelve e incluso te agobia en un primer momento despues de dos meses de tranquilidad natural. Sin embargo, al muy poco tiempo es facil integrarte en ella, orientarte y... que te guste.
Entre cientos de personas pase la manyana recorriendo el Town Hall, el Queen Victoria Building, la Catedral, los jardines y la propia gouvernment house con sus mil estilos sin estilo metidos en la misma sala,... Una de los lugares que mas me aporto sin duda fue el museo de Sydney. Por lo que tiene? Mas precisamente por lo que no tiene. Tras subir dos pisos dedicados a la historia inglesa -de cien anyos- en estas lindes llegas a la sala de reflexion sobre los derechos aborigenes. Cuadros, testimonios y documentos como el de excepcion -el que lograba tenerlo estaba Exento al trato discriminatorio aborigen- que perduro hasta 1968 te introducen directamente en una dinamica de quiero conocer, mas. Esa necesidad de conocer te pica todavia mas cuando el propio museo reconoce en el ultimo panel que el trato discriminatorio y racial todavia existe. Y es que en el museo la parte aborigen esta muy limitada.
Llega el turno del Circular Harbour con el puente de la Union cultural a la izquierda y la Opera a la derecha. Una imagen del Templo de todas las religiones de Delhi cruza mi mente. Aquel era una flor de loto este son... aco son flors de taronger! Andas y rodeas la gran Opera de tres salas y comprendes porque estas ante el simbolo de la ciudad. Antes de venir pensaba en la casualidad que seria la de encontrar un ticket asequible para ver una opera en castellano o frances. Carmen de Bizet, por ejemplo, no estaria mal. En la Gouvernment House conozco a un matrimonio frances. Me recomiendan un monton de sitios y que si tengo la ocasion vaya a ver una Opera. Ellos habian visto... Carmen que se representaba hasta fin de mes. Casualidad de las que no existen????? Es real? Se vuelven a alinear? Te diriges a la Box office pero te confirman que solo quedan tickets de 300$ y que a lo mejor a ultima hora surgen LASTMINUTE de 100$. Demasiado, bueno, para otra vez sera. Recorres el barrio Rocks Victoriano y lleno de pubs y restaurantes. Recorres el puente desde el que se tienen unas vistas impresionantes de todo el Circular Harbour y, por supuesto, de la Opera.
Decido volver a preguntar con la calma el tema de los Last Minute, nunca se sabe y si suenyas con algo y lo persigues puedes acabar en Rapa Nui. Tranquilamente a ritmo de Hotel California que tocaban en el bar vuelvo a recorrer el muelle. Estoy descubriendo que el mundo quiere que vayamos despacio. Aqui la gente corre, va muy rapido. Caminando despacio, sin prisa a media hora de que comenzara la funcion descubri una de las puestas de sol mas espectaculares que haya vivido. La tormenta se acercaba y el sol pinto el cielo con fuego que se reflejaba en los blancos azulejos de la opera. Si, la Opera no es de Calatrava y toda ella esta hecha de azulejos blancos del Cabanyal. Are you looking for a work? Tras una sesion de fotos, unicamente interrumpida para respirar el momento cuando el arcoiris surgio de la mismisima Opera, baje de nuevo a las Box Office. Una mujer muy enfadada vino a decirme que si tenia la Student Card tenia pase a tarifa humana extrareducida. Menos mal que traje mi student card pense! El chaval de la taquilla se apunto el tanto alegrandose al ver mi sonrisa de oreja a oreja. Mientras le veia imprimir la entrada me vinieron aquellos tiempos kinepolianos en que, tras horas en la pecera hablabas y reias con algun cliente que te habia sacado de la rutina. Aquella mano que dirigia el raton dentro de la sala y que podia marcar la sonrisa en el cliente me toco a mi. Cuando encontre mi butaca mire a mi alrededor para ser consciente de donde estaba... en medio de una sala de la Opera de Sydney. El dedo y el raton me habian dado aquella entrada que no podia comprar. Como le dije cuando me dio la entrada thank you, it's an opportunity! Y de las que no se olvidan. Los trajes de noche, pajaritas, champagne Moet,... daban un toque de distincion a mis chancletas, pantalones marathonianos y a ese no haber parado en el todo el dia. Y... a las 19.30h dio inicio la funcion.
La obra y la puesta en escena -que fueron realmente impresionantes- desarrollandose en un escenario sonyado crearon un momento unico.
Hoy te despiertas de nuevo en el camino. Into the jungle de la ciudad. El hostel estaba totalmente booked y toca buscar otro. Sin desayunar recorres las calles en busca de cama. Tienes que encontrar a gente para el alquiler el coche. Los precios de Sydney obligan a mover ficha. Pronto. Manyana hacia Melbourne? Te das de alta en foros franceses de gente que busca gente para rentar coche, para viajar. Los hostels son grandes e impersonales, ahi es dificil. Y vuelves a pensar en que cuantos mas somos, menos somos. Nos hacemos pequenyos entre la masa y cuesta fijar una mirada o una iniciar una conversacion con ese punto del monton. Afortunadamente, un poco tarde, pero estoy aprendiendo a viajar las ciudades solo, rodeado de gente. La tienda Apple y sus 100 ordenadores con conexion se ha convertido en mi centro de operaciones, gracias Steve. Me siento como el rapa nui que llega a Santiago, mi ritmo es diferente, voy mas despacio y me paro para respirar y disfrutar la puesta de sol. 'Un rapa nui reconoce a otro en Santiago, ambos llevan otro ritmo y se hablan'. Me dispongo a recorrer el resto del centro de Sydney y, tal vez, encontrar a alguien que ande mas despacio. Sino, en breve continuare la andadura hacia el sur. Hay mucho que recorrer, hay mucho que viajar.
Un fuerte abrazo a tod@s y especial ENHORABUENA para aquellos que el dia de hoy, 26, marca un antes y un despues. Hoy mi pensamiento estara en esa mesa con todas las ganas de compartir esos momentos con vosotr@s y aunque sea desde la distancia el brindis CAERA! Disfrutad del gran dia y muchos abrazos desde Sydney.

5 comentarios:

  1. Ver Carmen y en la opera de Sydney ¿se puede empezar mejor? Nooooooooo ya contaras la diferencia con el Teatro Principal y A.Gades taconeando al fondo je...je. Animo y a por los posibles candidatos para recorrer Australia.Desde aqui estamos haciendo fuerza que no queremos perdernos nada. Un beso y recuerda...recuerda estamos contigo.

    ResponderEliminar
  2. Pensaba que seguro que no te irías de Sidney sin ver la Opera, pero como siempre tú a lo tuyo, ¿que voy a ver sólo la Opera?, pues va a ser que no, entras dentro, buena entrada y Carmen, sólo faltó que te invitaras a Moet Chandon los del asiento de al lado.Y sin pajarita, je,je...
    Un beso muy fuerte.tk.

    ResponderEliminar
  3. Hola Andrés! Comparto tu idea de que las casualidades no existen. Lo has soñado, lo has visualizado y ha llegado a ti, tu Opera, tus atardeceres, tus momentos... Disfruta y saborea despacio.
    ¡Que maravilla ver precisamente "Carmen"!
    Un abrazo. Montse (cole)

    ResponderEliminar
  4. Que més pots demanar? Has estat en l'opera de Sydney i sense etiqueta. M'haguera agradat voret, però de segur que la felicitat que expresava la teua cara suplia tot. Hui ha segut un dia fabulos, ha fet un temps magnific, i els novios estaven guapisims, i ho hem passat molt bé. Hem comentat les teues aventures i es com si hagueres estat amb nosaltres. Disfruta i continua fent realitat els teus somnis. Un Bes.

    ResponderEliminar
  5. Hola de nuevo amigo! Me emociono al leer tus crónicas. De alguna forma, nos trasladas a todos esos lugares. ES maravilloso! Gracias! Ahora tenemos a Carlos y María no muy lejos de ti disfrutando de su viaje. Estos días, estamos con los preparativos de la semana cultural y... como no! me acuerdo mucho de ti.
    Un besazo enorme. Cuídate

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.